Todo empieza con una despedida. “Nos vemos a la vuelta de la luna de miel”, es cómo casi siempre nos despedimos cuando damos por finalizado el reportaje fotográfico del día de la boda. Los novios se quedan disfrutando con sus invitados pero nosotros ya pensamos en llegar al estudio para ver el resultado del intenso día de trabajo.

PrtScr capture (Medium)

Una vez descargados todos los archivos en el ordenador se procede al revelado digital de los “negativos digitales” los llamados .RAW. Se analiza foto a foto y se ajustan luces, sombras, negros, blancos, contrastes, saturación y algún parámetro más para que las fotos queden perfectas. Éste proceso puede durar en torno a ocho – diez horas.

Camera Raw 7

Trás la obtención de los archivos definitivos con los que vamos a trabajar el álbum, se procede a la selección de las mejores fotografías, unas 150 aproximadamente, que serán las que compongan el álbum. Aquellas parejas que lo deseean pueden participar en ésta selección. Si no se da el caso, nuestro equipo seleccionará las mejores tomas sin duda algúna.

album (Medium)

Llega la hora de maquetar el álbum. Dependiendo del tipo de maquetación que se ha elegido, éste proceso puede demorarse desde cuatro días hasta diez días. Los novios revisan cada hoja hasta que se quedan totalmente satisfechos con el resultado y no es hasta entonces cuando se envía el trabajo al laboratorio. Unos diez días despues llega el mejor momento de la boda: la entrega del reportaje. La espera siempre vale la pena y vuestra ilusión nos llena de satisfacción.